Logicola ha vuelto, con geniales ideas como siempre, y yo que me acabo de enterar (esta mañana escribí algo con más gracia y salero, pero el chiringuito desde el que gasto mis días invirtiendo en una nómina a veces tiene apagones).

Flickr ha cambiado bastante desde que se estrenó: han sabido evolucionar, dejando a un lado el entorno en flash tal vez demasiado sofisticado para una marca que todavía no tiene entidad suficiente para permitírselo, y apostando por un servicio más simple y asequible para el usuario, con el que éste, teniendo menos funcionalidades aparentes, puede hacer más cosas.

En el futuro, hasta la pizzeria de la esquina tendrá un completo CRM.